En el marco del Ciclo de Tesis | 2018 del Instituto de Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades (CONICET- UNSa), la Dra. Cecilia Castellanos presentará los aspectos centrales de su tesis doctoral titulada «Territorialidades, interacciones y materialidades en las quebradas altas del Calchaquí medio (Salta), durante los siglos XI a XVII». La Dra. Castellanos defendió su tesis en el Doctorado de Antropología de la Universidad Nacional de Córdoba el año pasado como resultado de una investigación que contó con una beca doctoral del CONICET con lugar de trabajo en nuestra Unidad. Actualmente se desempeña como becaria post-doctoral en el IDECU-UBA-CONICET.

Los trabajos que dieron lugar a esta tesis se han desarrollado en el valle Calchaquí, en las localidades de Molinos y Angastaco, actual provincia de Salta. Su investigación permite destacar el papel de estos espacios dentro de las narrativas históricas del valle, trabajando desde dos enfoques, por un lado el arqueológico, posicionándose en el estudio de las materialidades y prácticas; y por otro, el histórico, buscando elementos que aporten a la propuesta desde el análisis de fuentes documentales.

El objetivo general apuntó a la generación de información y su discusión sobre las dinámicas sociales vinculadas con la organización y articulación territorial, y las interacciones de las poblaciones en las quebradas y valles altos del valle Calchaquí medio. Cronológicamente, la tesis explora un rango temporal amplio (siglos XI a XVII) que permite trabajar procesos sociales de larga duración y plantear hipótesis sobre la conformación y variación de espacios y territorios, integrando fuentes escritas y materiales, entendidas como líneas de análisis independientes.

El trabajo se desarrolla a partir de tres variables de análisis: los territorios, las materialidades y la interacción social, apoyándose su autora continuamente en los conceptos de agencia, tecnologías, temporalidad y conflicto. Desde el eje territorial, Cecilia Castellanos considera que las formas de concebir, construir y habitar los espacios y territorios involucraron representaciones y entidades tangibles e intangibles, en un interjuego de estrategias de memorización, negociación y legitimación. Desde las materialidades, aborda el estudio de la alfarería desde un enfoque derivado de la Antropología de la tecnología, entendiendo que la tecnología no hace referencia sólo a lo tangible de la producción, sino también a las múltiples dimensiones de la interacción social cotidiana. Indagar en las interacciones permitió considerar las posibles rutas o vías de comunicación entre las quebradas/valles altos y otros ambientes a partir de la circulación de objetos, sujetos y tecnologías. Pero además, desde la producción cerámica, se pudieron observar indicios para plantear hipótesis sobre el acceso a materias primas y recursos vinculados a diversas prácticas, no exclusivamente las alfareras, que involucraron la coexistencia de una variedad de redes de relaciones sociales a una escala interregional.